Slalom

El participante utiliza un solo esquí, este cuenta con zapatas, una bota en la parte del frente y un respaldo trasero o bota. Los pies se colocan uno detrás del otro apuntado hacia el frente.

Requiere de gran agilidad por parte del esquiador pues la velocidad de la lancha es de 58 km/h, mientras que el esquiador, como resultado de la física involucrada logra aceleraciones equivalentes a 5 veces la fuerza de la gravedad y desarrolla velocidades de casi 90 km/h.

El recorrido se define usando boyas que el esquiador recorrerá teniendo que pasar por puertas de entrada y salida y cubriendo un recorrido marcado por 6 boyas.

El puntaje del esquiador se basa en el número de boyas recorridas, la velocidad del bote y el largo de la cuerda. Entre más rápido sea el recorrido y más corta sea la cuerda añade dificultad a la tarea.

 

t

VIDEOS

 

s2Member®