Historia

Historia del esquí acuático en el mundo

Aunque no se puede conocer a ciencia cierta quién invento el esquí acuático, pues todavía continúa la polémica respecto a los orígenes del esquí, entre americanos y franceses.

La versión americana nos dice que el deporte tuvo sus origenes en Estados Unidos de América (EUA), cuando en Minnesota Ralph Samuelson inventó un par de tablas, a los que llamó «skis», los cuáles usaba cuando era remolcado por una lancha de motor fuera de borda.

Samuelson creó un espectáculo de éste nuevo «deporte» recreativo, llevándolo a lo largo de EUA durante la década de los 20’s y los 30’s. Pero fue a partir de 1930 donde fue oficialmente reconocido como un deporte competitivo con la creación de la American Waterski Federation (AWSA). Fue en ese mismo año cuando se dio el primer torneo oficia de esquí con cede en Nuevo York.

Por otro lado, los franceses afirman que el Esquí Acuático nació en el lago Annecy, inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), practicado por los soldados de un regimiento de cazadores alpinos estacionados en aquella ciudad.

Más tarde, en 1924, Mr. Fred Walter, de nacionalidad estadounidense, patentó en su país un par de esquís que bautizó con el nombre de «acuaski», lo que puede considerarse legítimamente como uno de los puntos de partida del Esquí Acuático.

Mientras se iba extendiendo en todo el mundo la práctica de dejarse arrastrar por una canoa, deslizándose sobre el agua calzando un par de esquís, paralelamente se perfilaban reglamentos y se estructuraban competencias. Así, el Esquí Acuático se convirtió en un deporte de una rigurosa y estricta exigencia. Con el tiempo el esquí, fue relacionado con diversión y entrenamiento afianzándose cada día con mayor fuerza, la verdadera competencia del esquí, centrada en las tres disciplinas de slalom, figuras y salto.

Desde entonces, el esquí acuático ha sufrido una larga evolución tanto en su material, como en su técnica y sus competencias. Regido a partir de 1953 por la Federación Internacional de Esquí Acuático (IWSF).

El pasatiempo y la diversión se convirtieron en uno de los deportes más exigentes, más audaces y más estrictos en el mundo.

La historia del esquí acuático va relacionado en paralelo con la industria náutica, principalmente con las embarcaciones de uso recreativo, la cuál a través de los años ha mostrado un crecimiento largo y sostenido, como se puede apreciar fácilmente en la cantidad de empresas dedicadas a la construcción de embarcaciones, así como a la cantidad de lanchas vendidas a nivel mundial. Tan sólo en EUA la cifra de embarcaciones registradas ascienden a 12,794,616 para el año 2003. (Fuente www.uscgboating.org) La cuál es una cifra similar a las 11 millones de personas que aseguran haber esquiado por lo menos una vez en su vida.

Llegamos a la conclusión que la mayoría de la gente que tiene acceso a una lancha de motor, practica el deporte de forma recreativa.